Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

Vacaciones en Mancora cap II

Vacaciones en Mancora Capitulo II

Máncora, playa de ensueños
En la estación del bus me encontré con los muchachos, había una cuarta persona que no conocía y supuse debía ser el primo de Felipe ya que estaba a su lado. No se parecía a Felipe que tiene el pelo castaño, nariz pronunciada y es más alto. Sebastián por el contrario tenía el pelo oscuro y facciones más delicadas.

—Hola Piero, cómo estás, éste es mi primo Sebastián aunque todo el mundo lo llama “Mudo” —dijo Felipe. —Hola, que tal, soy Piero —dije. —Hola, soy Sebastián —dijo Sebastián. —No parecen primos —dije—. Nos espera un largo camino, deben ser más de quince horas de viaje y la carretera debe estar hecha un desastre como siempre. —Olvídate Piero, todavía no partimos y ya te estás quejando —manifestó Felipe. —No es una queja Felipe o me vas a negar que las pistas no están en perfecto estado —dije. —Es el hecho Piero, no las pistas, las pistas me interesan un mojón, lo que quiero es llegar a Máncora y disfrutar del mar y de mis vacac…
Entradas recientes

Vacaciones en Mancora cap I

Vacaciones en Mancora Capitulo I Rutina
Estaba echado en la cama de dos plazas de mi habitación, es lo bastante grande como para poder estirarme, sin embargo el colchón empieza a ceder sobre el lado izquierdo que es donde suelo recostarme. Me molesta la suavidad, prefiero la firmeza de un colchón duro. En los últimos meses he sentido malestar en el cuello, debería cambiarlo. Vamos, a quien bromeo, detesto los colchones suaves y desde que lo trajeron, porque yo no lo traje ni tuve decisión en su compra ni en nada, simplemente lo cambiaron por el antiguo que era durísimo, no hago más que dormir mal. Mi madre decía que el colchón antiguo me traería problemas en la columna, si supiera que los chinos y japoneses duermen en el piso y están muy felices. Pero quién iba a saber que me hacían mal los colchones suaves, yo no la sabía, nadie lo sabía porque había estado durmiendo en los últimos diez años en aquel colchón de cemento. No se trataba de culpar a nadie, total yo no aportaba un solo centa…

¡Encogidos!

Por Flavio Vaccarella
Me puse a pensar por qué no había leído este pequeño libro de 82 páginas. Me lo dio un amigo del colegio en la feria del libro del año que acaba de pasar. Su hijo Santiago Alonso Mena López es el autor de tan solo 13 años y uno de los expositores en aquella feria (FIL Lima 2017) que fui solo porque me dio mucha curiosidad conocerlo. Sus padres lo han ayudado a publicarlo en una edición propia, es decir sin editor.
Me recuerda mucho a mí mismo. Si bien es cierto comencé a escribir algunas cosas a los diecisiete años nunca tan precoz como Santiago ni tan escritor como él ya que publiqué mi primer libro cuando ya había pasado los treinta años y fue una coedición con una editorial local, es decir, lo tuve que financiar yo mismo.
Creo que demoré en agarrar este libro y muchos otros porque ya no leo novelas o cuentos de ficción. Desde que escribo ya nada me llama la atención y siento que leyendo a otros autores se me puedan pegar inconscientemente las ideas literarias …

La historia del fujimorismo por Carolina Silva Santisteban

César Hildebrandt es entrevistado por Mávila Huertas

Esta entrevista es ya de varios meses. Es cada vez mas difícil ver entrevistas de esta naturaleza hoy en día, quizá eso es lo que nos aleja de nuestro bienestar, la falta de ideas. Nos quedamos en 1879, yo creo que sí, y quizá esto vienes de muchas centurias atrás, antes de la colonia, me imagino que debe haber sido lo mismo, señoríos peleando por el poder, quizá por eso estas tierras fueron conquistadas por tan pocos soldados españoles. Lo que me queda hoy es una gran tristeza, solo reaccionamos cuando el chupo revienta. Y malamente no se aprecia cuando la verdad surge porque te tachan de negativo. Es como acordarse de Dios y rezar el padre nuestro solo cuando estamos en problemas, la culpa, si es que hay, es de todos. Tuya y mía.



Recuerdo hace mas de un año que ...

Recuerdo a todos los que saltaron con el tema kuntur wasi, hace ya mas de un año... defendiendo lo indefendible... como se deben sentir ahora, usados, manipulados... creer en algo ciegamente es tan o igual de perverso que un corrupto que mete la mano, y eso aplica para todo lo demas. Ahora, uno que cree ciegamente no merece mi respeto, no por ser inocenton sino por ser obtuso de mente que es peor. La falta de intelecto es la base de todos lo males. Puedes ser honesto pero bruto, y esa bruteza te hace participe por tus acciones, porque apoyas lo indefendible, lo que a todas luces era obvio, no lo era para ti, y seguias defendiendo lo que no era racional ni intelectual. Eso aplica para todas las ramas politicas y no politicas.

Flavio Vaccarella

Citas

"The greatest enemy of knowledge
is not ignorance. It
is the illusion of knowledge"

Stephen Fry