Mi deuda con MaJo y la historia detrás de ésta, escrita por voluntad propia

 Por Flavio Vaccarella

Allá por esos días finales de Febrero e inicios de Marzo los temas religiosos y de género (sexo como se diría hoy políticamente incorrecto) estaban bastante convulsionados, escribí un par de artículos sobre el colegio De la Inmaculada, donde estudié y otro sobre la inexistente y mal llamada Ideología de Género. También por esos días postee algunos memes que me parecían divertidos e irónicos sobre el machismo y la sexualidad.

Vamos, no les voy a mentir, detesto todo grupo que se cree dueño de la verdad, el tema de las minorías me importa mucho, pero no concuerdo con la política que se forma alrededor de estos grupos tanto con mis hijos no te metas como con la agrupación LGTB. Defiendo los derechos humanos y la igualdad entre ellos pero no asumo bandera política, toda bandera finalmente termina siendo un lastre para la verdadera razón por la que fue fundada. No estoy de acuerdo con que se le diga homofóbico a todo el que no concuerda con la bandera política LGTB, y menos aún, que el grupo se deje influenciar por la marea verde, es que ya nadie se acuerda que ese nuevo color representa a su vez al rojo que tanto daño nos hizo, no es acaso una contradicción. Defender los derechos es lo que yo espero, pero no espero ni quiero que alguien disfrazado de verde me diga lo que tengo que hacer, cuando en los 80s no defendieron los verdaderos derechos humanos y fueron intolerantes con la vida de muchos peruanos, y hoy nos quieren vender otra idea de igualdad.

No me gusta pelearme y menos con gente que conozco, trato de respetar los puntos de vista de otros, siempre defendiendo mis ideales que al final son muy parecidos a los de muchos otros pero cuando las cosas se salen de contexto cualquier cosa puede suceder. Y eso es lo que me pasó cuando postee el siguiente meme:

 
El meme de la controrvesia con MaJo


A mí me pareció muy gracioso e irónico, y como no puedo con mi genio lo publiqué en mi biografía. Cinco personas dieron un like, y una lo comentó inmediatamente. A veces cuando la cosa se pone tensa suelo poner a propósito el dedo en la llaga, es mi manera de distender lo que ya está tensionado. Sí, ya sé que son pocos likes, pero eso no importa, ya todos sabemos que soy un antisocial con doctorado en ascetismo, y mi red es extremadamente pequeña, pero el tema no se trata de popularidad.

El primer comentario fue de MaJo, una señorita aun, porque todavía no está casada, que me escribió Que Ridiculez! Yo respondí a  su comentario y aquí transcribo tal cual la conversación con su autorización por supuesto:

MaJo: Que Ridiculez.

Flavio: Una broma jamás es ridiculez al menos que seas intolerante.

MaJo: Es que esto no es broma… Pero bueno, asumo que tenemos distintos sentidos del humor.

Flavio: Exacto María José, imagínate que yo dijera lo mismo en cada post que no concuerda con mi pensamiento, seria de locos.

MaJo: Obviamente! El detalle es que algunos no hacemos mofas sobre minorías. Eso sí sería gracioso para intolerantes.

Ahí quedó todo, inmediatamente me puse a pensar qué carajo había sucedido. MaJo es una ex compañera de trabajo que conocí hace más o menos cinco años. La recuerdo con mucho cariño, era muy inteligente y chambeaba duro, siempre alegre, aunque de vez en cuando se rayaba en el buen sentido de la palabra, tenía esas cosas como bailar de repente, cantar o decir algo que nadie sabía ni era parte de la conversación, lo que me parecía muy divertido. Siempre conversábamos con buen humor y a veces escuchaba sus quejas hacia la dueña de la empresa en la que trabajamos, que yo trataba de amenguar porque mi cargo así lo demandaba, pero al final no podíamos estar mas de acuerdo en que a la dueña le faltaba empatía por decir lo menos, y todo el mundo se burlaba de ella por sus arranques de histeria y gritos. MaJo era muy simpática y amiguera. A veces pasaba su madre pasaba por el trabajo para irse juntas a algún lugar y todos ya la conocíamos y saludábamos. MaJo se termina yendo de la empresa porque le parecía insoportable seguir trabajando con una persona que la trataba mal. Me dio mucha pena. El primer grupo que conocí era muy bueno, todos eran más jóvenes que yo y tenían otra perspectiva más fresca de la vida y no tan impostada como la que llevaba yo por voluntad propia en ese entonces. La extrañé luego que se fuera como a muchas otras personas que duraban muy poco en la empresa por falta de empatía de la dueña. Vamos, si a mí me gritan yo respondería ahí mismo, pero sabe Dios porque cuestión del destino conmigo nunca se la agarró. Mantuve algún contacto con mis excompañeras de trabajo, siempre tratando de ayudarnos aunque todos finalmente tuvieron que afrontar sus propios caminos. En ese lugar aprendí muchas cosas, como nunca mas volver a trabajar con una persona irascible e incompresible, y lo peor de todo que no le pague sus derechos laborales a sus empleados.

Pero qué había sucedido, por qué MaJo me respondía así, y yo de esa manera, qué sucedió, si nos llevábamos muy bien, teníamos en común el amor por los animales, amor que no me permite tener un perro en un departamento porque lo veo cruel. Ella en sus redes siempre denunciando a los abusadores de animales y yo compartiendo su causa. Entonces como dos personas que ni siquiera se veían en varios años se podían llevar mal de pronto. No, me dije, algo pasa aquí. Entré a su biografía y me encontré con un post que MaJo había publicado a propósito, eran dos hombres besándose. No me parecía raro porque siempre defendía la igualdad entre las personas, quizá tan irónicamente y poniendo el dedo en la llaga como yo lo hacía.

De un momento a otro ambos nos convertimos en intolerantes, cada uno con sus respectivos puntos de vista bien definidos (y similares después de todo) pero también muy equivocados por el calor del momento.

Sigo leyendo el post de MaJo donde hay algunos comentarios. Que yo sepa MaJo era heterosexual pero eso que importa, si defiende la causa homosexual no hay problema, está en todo su derecho, derecho que yo también avalo porque creo en la igualdad entre los seres humanos, sea cuales fueren sus diferencias, y las diferencias no solo enriquecen sino nos hacen mejores personas al entender a otros que no son iguales a nosotros.

Hasta allí todavía no entendía nada, por qué ahora de repente yo hacía mofa de las minorías, y a su vez yo la llamaba intolerante. De hecho nuestra conversación es bastante racional y respetuosa, aunque sobre ese mismo tema veía fermentado odio y rabia a morir entre amigos y conocidos que se enfrentan por un tema sexual (perdón, de género).

Sigo leyendo los comentarios del post de MaJo y me detengo ante una respuesta de ella: “… Entonces regreso a mi pregunta inicial ¿Por qué mi novio y yo sí podemos darnos un beso en la calle y mi hermana no puede darse un beso en la calle con su novia?”.

De pronto entiendo todo y me doy cuenta que mi lucha es su lucha y viceversa, pero cuando los ánimos se caldean nadie entiende nada y todos se insultan y agravian con una gran naturalidad. Debo admitir que mi lucha no es en partidos políticos, ni desfiles antialgo, no, mi lucha es desde mi laptop, hay donde solo yo me entiendo como buen ermitaño.

Leyendo veo como María José por voluntad propia defiende una causa, por amor propio y amor hacia su familia. Le escribo y le digo que no sabía de ello, que siempre se aprende algo, que siempre uno se ilumina cuando aprende de otros y que no gaste esfuerzos enfrentándose a todo el mundo.

Le dije sin que ella me lo pidiera que escribiría sobre el tema, desde un punto de vista muy sutil, y ella acepto. No sé porque pero me exigí a mí mismo contarles esta historia para que de alguna manera entiendan que las diferencias siempre existirán, cada uno escoge su destino y nadie es quien para arrebatarle el destino a otro. La percepción sobre un mismo tema también puede ser muy distinta, sobre gustos y colores no han escrito los autores. Mi tolerancia significa eso para mí pero no es la misma tolerancia para otros, o no es interpretada de la misma manera por otros. El respeto tiene un solo significado en la lengua castellana pero muchos significados en la historia personal de cada uno.


Finalmente, después de un mes me decidí a escribir un artículo que espero contribuya a ampliar las perspectivas y opiniones que nos formamos desde pequeños. Mi deuda con MaJo está saldada, por voluntad propia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando el agua salpica todos se mojan

Una estafa mas: Traveland Club

Traveland Club: La Estafa Continúa

La vida en el Lurigancho

¿Que es la ideología de género?

Histeria de Género

Salir del closet es cosa de buen marketing

Equidistante TK

Santiago Roncagliolo: Mi ex muy buen amigo que conserva el primer lugar de esa lista*

Bienvenidos