¿Qué es una estafa?

Por Flavio Vaccarella

No quiero hacer mas mención de un artículo que escribí y que por recibir algún hostigamiento prefiero no tocar el tema pero si añadir lo principal de la problemática.

¿Qué es una estafa?

Alguno no parece entender que algo tan simple sea reconocible, tal vez porque tenga una frazada en los ojos que le impide ver entre el bien y el mal. Desde luego, todos somos seres humanos y gracias al libre albedrio cada uno puede decidir hacer lo que quiere en su vida, aun si esto conlleva a hacer el mal hacia otros. Solo hablemos desde el punto de vista ético.

He visto algunas definiciones:

Estafa es un vocablo relacionado con el verbo estafar (obtener riquezas a través de una trampa o un ardid, cometer un delito mediante el abuso de confianza o la mentira). La persona que comete una estafa se conoce como estafador.

Aquí va otra:

estafa
  1. f. Timo, engaño con fin de lucro:
    ¡menuda estafa me han hecho vendiéndome esta pulsera como si fuera de oro!
  2. der. Delito que comete el que, mediante engaño, abuso de confianza o uso de su cargo, se lucra indebidamente.
Y aprendiendo a conjugar también:

estafar conjugar
  1. tr. Pedir o sacar dinero o cosas de valor con engaño:
    le estafó un timador.
  2. Dar a alguien menos o cobrarle más de lo justo:
    te estafaron en el restaurante.
  3. Defraudar, no ofrecer lo que se espera de algo:
    con esta película habrán estafado a más de uno.
  4. der. Cometer alguno de los delitos que se caracterizan por el lucro como fin, y el engaño o abuso de confianza como medio.
Desde un punto de vista ético está claro que el engaño es estafa, y por la tanto al afectar a otros se actúa en mala fe. Pero vamos, quién soy para enseñarle a uno a actuar en buena fe. Entiendo porque lo he vivido, en el trabajo he tenido que defender o amenguar situaciones poco éticas en defensa de una empresa, porque era mi sustento, aunque debo decir que mi idealismo justiciero me trajo muchos problemas ya sea con los dueños en el caso de pequeñas empresas o con los gerentes en el caso de grandes empresas. Por un lado tenía que proteger a la empresa porque eso fue lo que aprendí intrínsecamente en mis años universitarios, enseñanza que no desestimo pero que considero extremadamente floja, antiética, cortoplacista. La administración no es una ciencia, es solo una herramienta publicitaria para atraer estudiantes que buscan ser los nuevos CEOs del mañana. Desde luego que las universidades son fundadas y subvencionadas por empresas, y eso está bien. Sin embargo la falta de ética en la enseñanza se hace notar y prueba de ello es la realidad que vivimos, donde el placer inmediato se premia en contraposición a ofrecer un producto bueno y justo (precio-beneficio).

Me tocó ser el abogado del diablo cuando tenía que ser justo con los clientes o consumidores, a menudo yo era el tipo problemático, el idiota que creía que lo bueno era ser justo. Quizá ese fue mi error y motivo por el cual jamás tendría una carrera excepcional en un mundo corporativo, pero ser como soy me da la tranquilidad de dormir en paz.

No soy Jesús aunque lo admiro, y no pretendo cambiar el mundo y mucho menos que alguien me siga, prefiero mi mundo interno alejado de las banalidades y tener el menor contacto con otros, vamos, no soy gregario. Me levanto ante la injusticia y la conchudez de alguno. Y Digo lo que tengo que decir porque así lo demanda mi consciencia. No tengo miedo ni mucho menos arrugo contra las hostilidades y el hostigamiento, me pueden afectar pero no me detienen.

No tenía idea que decir la verdad era algo malo, después de todo este blog se llama “La verdad Angelo Sissa”, es mi subconsciente hablando quizá. Ademas existe algo que se llama libertad de expresión.



La libertad de expresión forma parte de los derechos humanos de las personas y está protegida por la Declaración Universal de 1948 y las leyes de todos los Estados democráticos.

Derechos humanos
En el Artículo 19 de la "Declaración Universal de los Derechos Humanos", se lee: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión."

Esta demás mencionarlo pero luego no digan que no sé de lo que hablo, por favor. Además quiero señalar una cosa mas. Entrar en las redes sociales y robarle la contraseña a alguien está considerado un delito. Ver para mayor información la ley de delitos informáticos, Ley ° 30096.

Mil disculpas por la cantidad de parches (copy/paste) pero lo hago por tema informativo.

Hasta la próxima.

Comentarios

Mas Leidos

Cuando el agua salpica todos se mojan

La vida en el Lurigancho

¿Que es la ideología de género?

Histeria de Género

Equidistante TK

Salir del closet es cosa de buen marketing

Santiago Roncagliolo: Mi ex muy buen amigo que conserva el primer lugar de esa lista*

Bienvenidos