Los wantanes de gratitud


No soy bueno en la cocina, no tengo la suficiente paciencia y tolerancia para estar frente a los ingredientes y obtener un suculento plato.  Me gusta comer, pero para cocinar mejor me pido un delivery.

Solo hay un plato que me sale bien, diría hasta muy bien (modestia aparte).  Por alguna razón del destino, en algún momento durante mis cuarenta años de vida tuve la oportunidad de aprender a hacer wantanes, que no son necesariamente un plato de comida, mas parecen un piqueo previo a una cena.

Luego, a lo largo de los años y la práctica, he logrado un nivel de relativa destreza y, a opinión de mis sufridos comensales, buena sazón.

Bueno, no es nada el otro mundo, carne de chancho, aceite de ajonjolí, sal, ajinomoto, huevo, etc.  Todo bien mezclado formando una masa uniforme.  Finalmente, con una cucharita, voy colocando generosamente el relleno en la pasta del wantan y la cierro con agua por los bordes.  La forma de comer es a gusto del que quiere romper su dieta: sancochados o fritos.

Cada cierto tiempo compro en Plaza Vea todos los ingredientes necesarios.  Me encierro un par de horas en el comedor y luego los pongo en diversos tapers listos para ser despachados a diferentes puntos de Lima.  Unos cuantos se quedan en casa y la gran mayoría se van a la casa de mis padres, suegros, hermana y cuñada.

Recuerdo bien lo que me decía mi madre acerca de la forma de expresar nuestro cariño a los demás.  “Los uchinanchus expresan su gratitud y hospitalidad con bastante gochizo” me transmitía inconscientemente su conocimiento histórico y lo demostraba cada vez que tenía una oportunidad.

Mucho de ello hay en el reparto de mis wantanes.  Es mi forma de dar las gracias a nuestras familias, de decirles que los quiero y de expresarles mi amor y respeto.  Algunos podrán enviar flores, dar regalos o ropa.  A mí me gusta enviar wantanes en taper.  Estoy agradecido por tanto apoyo recibido, por cuidar a mis hijas, por cuidar de nosotros, por tantas cosas más que recibimos de todos ellos.

Hasta ahora, quizá por no querer herir mis sentimientos, he recibido comentarios favorables y halagadores acerca de mi sazón.  Nadie ha tenido que tomar posteriormente digestase (o al menos no me lo han comentado) y a nadie le ha zapateado el estómago.


Es lo único que sé cocinar y soy feliz cuando lo puedo compartir con mis seres queridos.  Es mi forma muy específica de decirles que los quiero.  Ellos los saben y si no lo sabían ahora sí ya lo saben, son mis wantanes de gratitud.




Puedes ir al siguiente enlace para recibir notificaciones y hacer comentarios si no tienes una cuenta Google    facebook.com/laverdaddeangelosissa

Comentarios

  1. Koki podrias explicar que es uchinanchus y gochizu.

    ResponderEliminar
  2. Uchinanchu es una forma informal de nombrar a los oriundos de la isla de Okinawa (Japon), a la cual se le denomina Uchina. Gochizo significa comida en japones.

    ResponderEliminar
  3. Saludos ¿los wantanes son chinos o japoneses ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Titiesel, la denominacion es húntún (餛飩) de origen chino cantones, muy interesante tu pregunta porque Koki es de origen japones pero le gusta preparar wantanes y ese el resultado de nuestra mezcla.

      Eliminar

Publicar un comentario

Mas Leidos

Cuando el agua salpica todos se mojan

La vida en el Lurigancho

¿Que es la ideología de género?

Histeria de Género

Equidistante TK

Salir del closet es cosa de buen marketing

Santiago Roncagliolo: Mi ex muy buen amigo que conserva el primer lugar de esa lista*

Bienvenidos