Pisco y Etica

Por Flavio Vaccarella

Por lo general prefiero escoger temas de mediano y largo plazo para mis artículos, la noticia inmediata no me genera interés y además opinar sobre un  tema del momento requiere de mucha investigación para realmente saber la verdad, si se vierte una opinión por opinar se comete el error que muchos cometen en las redes, se dejan llevar por el momento y a veces en el momento solo pensamos con el estómago y no con la cabeza. Luego vienen los arrepentimientos por postear algo con el estómago. Sin embargo en esta ocasión el tema mediático de corto plazo cae a pelo porque es un  tema que viene de años atrás.

Pisco Portón como se vende
 en el Perú y el mundo

El pisco que se vende en Chile tiene otro label porque así lo requieren las mismas leyes chilenas, y eso es totalmente compresible. No se puede negar la voluntad de un pueblo y su legislación aun así esté errada. Las leyes hay que respetarlas. O sea que ver el problema y culpar a los hermanos chilenos de semejante aberración nos es los que importa, dejémoslos a ellos con sus leyes, ya sabrán qué hacer, de la misma manera  que nuestro gobierno sabrá qué hacer respecto a ilegalidad de la ley en Chile (aunque lo dudo sinceramente, reaccionan tarde o nunca). Dejemos que los estados se encarguen de dar la batalla, batalla que ya hemos ganado en la Haya legítimamente, creo ese es el mejor camino. Añado que la denominación de origen del pisco ya es reconocida en Europa.


Ya sabía al igual que muchos de ustedes que los productores de Pisco cambian el label cuando venden en Chile, no es cosa nueva, sin embargo las redes sociales cada vez se empoderan mas de estos temas, cosa que me da gusto porque la libertad de opinión no es de la prensa si no de sus ciudadanos, recordemos que un medio de prensa es una empresa con fines de lucro, con accionistas y empleados, con guion e intereses personales no comunales ni sociales, y si es que el trending topic explosionó en los últimos días porque la prensa lo circuló no significa que ellos actúen con libertad y para el bien nuestro, no señor, cuantas cosas se callan porque así lo dice el guion. En fin, el tema es que una vez mas veo en las redes una explosión de memes, comentarios que salen al natural sobre algo que preocupa y molesta a quienes son parte de este nuevo fenómeno social. Lo fundamental de la noticia es grave, y es que es un tema de ética. Pero Flavio a quien le importa la ética, déjalos que vendan y sí que traigan dividendos a este país. Argumento sólido desde el punto de vista empresarial pero no ético desde el punto de vista de nación que busca definirse y afianzarse como tal. Y es que no hay peor enemigo que el que se encuentra en tu propia casa. No puedo discutir desde el punto de vista legal si vender un producto de bandera en Chile y cambiarle el Label sea un delito, sin duda lo es para el gobierno Chileno vender un Pisco en Chile, si no es chileno debe ser aguardiente. El tema legal se los dejo a quienes corresponda. Lo mas importante es entender que lo ético no es fácil de digerir, es problemático y no produce dividendos. La ética es prácticamente un mal económico y social, y muchas otras cosas mas. Lo ético no vale mas que un pedo. Aquí un paréntesis, se enseña ética en los colegios, en algunos sí, en otros no, y en los que se enseña probablemente la etica sea los mismo que la Educación Cívica un curso metido en la curricula donde no hay procedimiento pedagógico ni racional y sea entendido como la clase del hueveo  donde te sacas notas altas para equiparar esos rojos en matemáticas, o sea te sube el promedio ponderado. Es triste pero es asi. Muchos viven quejándose del gobierno, aunque no paguen impuestos, y gracias a ello no se pueden hacer obras, la evasión de impuestas es un problema grave, pero no es solo un problema económico, es un problema social que cuya causa es la falta de ética, ven como esa palabrita es tan importante en el surgimiento de una nación.

Pisco Portón como se vende en Chile, véase que se omite el rotulo
de Pisco por el de destilado de uva.


La verdad es que no soy consumidor de pisco. Generalmente me lo han ofrecido gratis en un restaurante o en alguna reunión familiar. Solía ir a reuniones sociales hace años luz, y siempre alguien tenía una sorpresa como el Pisco Sour o una Algarrobina con Pisco. Pero esa era todo. El Pisco puro es muy fuerte para mí. Además casi no tomo por cuestiones personales, el alcohol no es buen amigo del cuerpo, eso lo puedo decir a mi edad con absoluta seguridad. Cuando alguien visita Lima le regalo un Pisco Portón que es el mejor. Esa es toda mi experiencia con el Pisco que mezclado es delicioso.

No puedo exigirle a nadie que piense como yo, pero sí puedo decir lo que pienso y lo que pienso es que no podría cambiarle el label a mi producto para venderlo en Chile, más aun si se trata de nuestra bebida bandera. Pero en fin, que les puedo decir, eso genera divisas, da trabajo y mantiene el comercio abierto. Recordemos que Chile nos vende una infinidad de productos y servicios, y esa balanza comercial debe estar equilibrada.

Hasta allí la cosa es tenue, el productor de Pisco no está prohibido de vender Pisco en Chile como aguardiente de uva. Lo que sí se pone en tela de juicio es llegar a un concurso donde el Pisco tiene la aceptación de la denominación de origen y que el productor tenga que cambiarlo a aguardiente. Es decir me llamo pedro pero para entrar al concurso me cambio de nombre a Peter. Me pregunto si no perdemos identidad al hacerlo. Ya el solo hecho de que muchos productores de Pisco estaban a punto de hacerlo nos dice que no tienen identidad, falta grave, cero ética. En este caso no solo no comulgo sino que me indigna. El concurso de Bruselas tendrá sede en Chile, un país que no reconoce la denominación de origen del Pisco, sus leyes no permiten que el Pisco se llame así si es que no está producido en su suelo chileno, me pregunto si acaso los organizadores del concurso de Bruselas no pensaron en ello. Hay que ser bastante obtuso para no hacerlo. A su vez pone en tela de juicio la legitimidad de dicho concurso.

Lo que para mí es ético para otro no tiene ningún significado. Sin embargo y al margen de cualquier sentimentalismo patriótico no se puede construir sin identidad, y es que no es solo el Pisco, puede ser cualquier otra cosa que mine nuestra identidad como nación. Olvidemos las leyes chilenas y el concurso de Bruselas con sede en el mismo país, y fijémonos en nosotros mismos. Me debo cambiar el nombre para entrar a un concurso, debo cambiar mi identidad para ganar un premio, yo no lo haría ni cagando.

Hasta la próxima.


De intereses:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando el agua salpica todos se mojan

Una estafa mas: Traveland Club

Traveland Club: La Estafa Continúa

La vida en el Lurigancho

¿Que es la ideología de género?

Histeria de Género

Salir del closet es cosa de buen marketing

Equidistante TK

Bienvenidos

Santiago Roncagliolo: Mi ex muy buen amigo que conserva el primer lugar de esa lista*